ALBAR, MAESTRÍA FIEL A LA CITA CON GIJÓN

El diálogo constante que el FICX mantiene con cineastas que han contribuido a conformar su identidad a lo largo de los años, así como con otras voces experimentadas que aún no habían pasado por Gijón, se materializa en la competición Albar con las últimas películas de prestigiosos directores como Hong Sang-soo, Emmanuel Mouret o Kirill Serebrennikov.

El maestro Hong Sang-soo, objeto de una retrospectiva en el FICX y galardonado en varias ocasiones (la última de ellas, Premio Especial del Jurado con In Front of Your Face el pasado año), fiel a su cita con Gijón presenta La novelista, premiada en la pasada edición de la Berlinale. En este nuevo capítulo de su prolífica obra, Sang-soo recurre a la autoficción y al blanco y negro para contar la historia de una escritora en pleno bloqueo creativo. Con su sencillez habitual, el director surcoreano vuelve a su tema favorito, los entresijos de las relaciones humanas, aplicando profundidad y obteniendo significado, encanto y belleza de los detalles más cotidianos.

La novelista de Hong Sang-soo

Como Hong Sang-soo, el francés Emmanuel Mouret ha logrado sublimar el nada fácil arte de la comedia romántica (o el romanticismo con toques de humor). Dos años después de participar en Albar con la aclamada Las cosas que decimos, las cosas que hacemos, vuelve al FICX con Crónica de un amor efímero. El director francés, que ha hecho de las relaciones amorosas y de los sentimientos el leitmotiv de su filmografía, escribe espléndidos diálogos para estructurar las veinte citas que dan forma a un delicioso romance extramatrimonial, intenso y divertido, protagonizado por Sandrine Kiberlain y Vincent Macaigne, dos destacados nombres del cine francés actual, cuya química funciona a la perfección.

Crónica de un amor efímero de Emmanuel Mouret

El director disidente ruso Kirill Serebrennikov, tras su paso por Cannes, llega a la competición del FICX con La mujer de Chaikovski, melodrama formalmente impecable que aborda la homosexualidad del gran compositor romántico y que el cineasta no pudo rodar hace una década por la prohibición expresa del Gobierno de Rusia, que lo mantuvo en arresto domiciliario. Como en Leto o Petrov’s Flu, Serebrennikov sigue centrado en figuras de la cultura rusa, esta vez a través del personaje de la esposa del creador de El lago de los cisnes, que nunca aceptó la auténtica condición sexual de su marido y a la que el realizador acompaña en su férrea oposición a aceptar las presiones para que se divorcie.

La mujer de Chaikovski de Kirill Serebrennikov

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.